Viñedos y Bodegas

Viñedos y Bodegas

Gestionamos e invertimos en todos los aspectos de las fincas y bodegas que dirigimos, integrando todas las decisiones, desde el viñedo hasta la copa.

Fontana Bodegas & Viñedos es un productor líder de vinos de finca con 600 hectáreas de viñedo propio, orgánico y sostenible en Uclés, una de las zonas de mayor potencial de calidad de Castilla. Fontana elabora vinos contemporáneos de gran pureza y frescura.

Mesta es a una gama de vinos varietales elaborados de forma ecológica y sostenible. Bajo el símbolo de la Mesta, la asociación de de pastores de la Castilla medieval, la gama ofrece vinos honestos, con una gran pureza y tipicidad varietal, así como una calidad imbatible a un precio accesible.

Quinta de Quercus elabora vinos de pago y de parcela a partir de 44 hectáreas de viñedo de altitud en la finca del mismo nombre. Los vinos son de estilo contemporáneo, con énfasis en la frescura, la elegancia, la complejidad y la expresión del terroir de la finca.

Vinos de Montaña es nuestra línea de vinos procedente de viñedos de altitud en Sierra de Gredos y otras zonas vitícolas históricas del Sistema Central. Frescos, delicados y fragantes, los vinos están basados fundamentalmente en viejas Garnachas sobre suelos graníticos y reflejan el carácter de los viñedos y pueblos de los que proceden. La gama incluye vinos de pueblo de Cadalso y Cebreros (en Sierra de Gredos), una mezcla de campo procedente de Sierra de Gata y pequeños embotellados de viñedos excepcionales.

Badiola es nuestra bodega en el corazón de Rioja Alavesa, fundada en 2018 tras adquirir una bodega existente. Badiola elabora vinos de pueblo y de parcela que reflejan la frescura, elegancia y profundidad de aromas que deben distinguir a los grandes vinos de Rioja Alavesa. Gestionamos más de 300 parcelas de viñedo extraordinario en las faldas de la Sierra Cantabria, principalmente en las poblaciones de Villabuena de Álava, Leza, Samaniego, Laguardia, Navaridas y Baños de Ebro. La edad media de nuestros viñedos es de 50 años y muchas parcelas singulares fueron plantadas en los años 20, 30 y 40 del Siglo XX.

Elaboramos Apóstata combinando algunos de los mejores viñedos de Castilla, siguiendo una tradición centenaria. La diversidad de suelos y altitudes de estas viejas parcelas de Tempranillo se complementan a la perfección, resultando en un vino superior al que daría cada viñedo individual. Dado que estos viñedos se encuentran en distintas demarcaciones geográficas, el vino no puede incluirse en una denominación. Como apóstatas que abandonan voluntariamente un credo que les limita, decidimos prescindir de toda indicación geográfica y ofrecer el mejor vino posible, más allá de fronteras políticas. Apostata es un proyecto común con nuestro amigo y socio, el enólogo suizo Matthias Tobler.